PIDE UN DESEO

PIDE UN DESEO

LO QUE CREES, LO CREAS

Ahora que estamos entre amigos, queremos contaros un secreto. Se trata de un secreto que pasa de generación en generación, y del que bastantes han oído hablar, pero solo unos pocos lo han puesto en práctica.

Se trata, nada más y nada menos, que de la fórmula para crear aquello que se desea. Algunos lo llaman suerte, pero nosotros sabemos que, aunque el azar es caprichoso, hay maneras de conseguir que se ponga a nuestro favor.

 No es que queramos ponernos misteriosos, pero es una fórmula muy, muy efectiva y requiere de algunos ingredientes y metodología que no está al alcance de cualquiera, solo las personas que la apliquen con plena convicción de que funcionará, conseguirán que surta efecto.

Los ingredientes son los siguientes, presta atención:

  • Claridad en lo que se quiere conseguir. No vale desear hoy una cosa y mañana otra.
  • Plena confianza en que el método es efectivo. Si no lo crees del todo, al menos úsalo como un juego, ¿y cuando se juega todo el mundo quiere ganar y le pone ganas para conseguirlo verdad? ¡Pues así, hazlo así!
  • Imaginación potente. No se trata de soñar imposibles, nos referimos más bien a ser capaces de imaginar con toda claridad que ya has conseguido tu propósito.
  • Disciplina. No vale rendirse, hay sueños que pueden crearse muy rápidamente y otros que costará un poquito más el materializarlos, pero solo con persistencia y confianza podremos lograrlos.

Bien, ahora que tenemos los ingredientes, llega lo más importante: ¡ponerse manos a la obra! Para ello, has de tener muy claro lo siguiente: lo que crees, lo creas. Dicho de otra manera, según piensas, así te sientes, y según te sientes así actúas. Parece fácil, pero aquí está el truco por el que muchos no lo consiguen: has de pensar durante el mayor tiempo posible todos los días en tu deseo, pero en positivo, nada de dudas. Piensa en que ya lo has alcanzado, actúa dentro de lo posible como si así fuera. Esto hará que te sientas bien, no vale solo con pensarlo, tienes que ponerle emoción a esos pensamientos!

Y ahora añade la acción: una vez que tenemos el pensamiento y la emoción alineados con nuestro deseo, toca actuar en consecuencia. Realiza acciones, aunque sean muy pequeñas, que te acerquen a esa experiencia. Actúa dentro de lo posible como si ya lo hubieras conseguido…. ¡Si eres disciplinado y mantienes esta rutina alcanzarás el éxito, te lo aseguramos!

En Calle de la Suerte somos felices repartiendo sonrisas y esperanza a todos nuestros amigos, esta Administración tiene magia y muchas historias preciosas que os iremos contando a todos, porque, ¿sabéis? .... ¡la Suerte también es contagiosa!!!

13/07/2021 Home 412