NUESTRA AMIGA LA SUERTE

NUESTRA AMIGA LA SUERTE

Lo que nuestra amiga Suerte nos cuenta ahora que ha vuelto…

 

Desde que ha vuelto nuestra amiga La Suerte, no hemos parado de preguntarla el motivo por el cual ha estado tanto tiempo de viaje.

Nos dice que se ha ido a buscar su origen, de donde procede y que se dice de ella por el Mundo.

Al parecer, ha escuchado muchas historias acerca de ella, y le hemos pedido que nos cuente algunas de las más interesantes.

 

Aunque se hace la remolona, porque está buscando a quién hacer su siguiente visita y no quiere desvelarnos todo a nosotros, hoy ha aceptado contarnos una curiosa historia que ha encontrado en su paso por Japón.

Todos hemos visto alguna vez ese simpático gato que levanta la patita y la mueve de arriba abajo ¿a que sí? ¿Se dice que trae Suerte, pero sabéis por qué?, La Sra Suerte nos lo ha contado de primera mano:

 

“Hace mucho tiempo, en Japón, un monje muy pobre vivía con su gatita de tres colores, llamada Tama. Un día en el que había una fuerte tormenta, un caballero feudal, se encontraba cerca del santuario donde vivía el monje y se refugió debajo de un árbol que había cerca. De repente vio a la gatita que le hacía señales con la patita, como si lo estuviera llamando para que se acercara.

Decidió hacerlo y corrió hacia donde se encontraba ella, con la sorpresa al llegar, de que un fuerte rayo partió en dos el árbol donde el buen hombre se había resguardado minutos antes.

Quedó muy impresionado, porque consideró que la gatita le había salvado la vida, y en agradecimiento a ella y al monje, les donó campos y tierras para cultivar y restauró el templo en el que vivían.

Desde entonces, se asocian las gatitas de tres colores con la buena suerte.”

 

Nos contaba la Sra. Suerte, que en su reciente viaje pasó por Tokio y visitó el tempo Gotokuji, que ahora es un lugar muy visitado por los turistas. En el templo hay cientos de ofrendas que representan este tipo de gatos llamados Maneki-Neko, y que hoy en día se consideran amuletos de la buena suerte y fortuna.

Según sus colores y la patita que levanten, parecen tener un significado diferente, pero para eso tenemos que convencer a nuestra amiga la Suerte para que nos lo siga contando…

 

¿Quieres que la Sra. Suerte te visite y te cuente todos los detalles? ¡Pues está buscando personas que quieran acogerla y compartir aventuras con ella!, así que, ven a la Administración, ¡dinos como la convencerías para ser tú el afortunado y… quizá muy pronto te visite a ti… y te cuente más anécdotas de sus viajes!

04/06/2020 Home 551